Talla de la Virgen y mantos

La talla de la Virgen es original de Mariano Bellver y Collazos (1817-1876), imaginero español del siglo XIX perteneciente a una dinastía de escultores de origen valenciano, y que llegó a ser escultor honorario de cámara de la Reina Isabel II.

A principios del Siglo XX hubo un incendio, en el que la talla original sufrió daños, pero no en su estructura y pudo ser restaurada.

Hace unos años la imagen fue nuevamente restaurada de acuerdo con técnicas más modernas y que le pudieron devolver sus características y belleza originales, quedando con el aspecto que la Virgen luce actualmente y que es el original de la imagen. Llama la atención el sonrosado de sus mejillas, tan característico de las imágenes del siglo XIX, y que en la Cofradía nos gusta atribuir al rubor de la Virgen al convertirse en Madre de Dios, Madre del Amor Hermoso.

Característica de esta Archicofradía es el cambio de manto de su Sagrada Titular a lo largo del año.

En el mes de mayo y el día de su fiesta, la Virgen luce el manto de terciopelo rojo y bordados en oro que fue donado por S.M. la Reina Isabel II. Ella fue muy devota de la Virgen Madre del Amor Hermoso, así como otros miembros de la Familia Real y de la Corte.

El manto que la Virgen luce durante el verano y hasta Adviento, es de raso blanco con estampado dorado, donado por Dª A.I.Carvajal y confeccionado por el anterior equipo de la Camarera de la Virgen.

En Adviento, la Virgen cambia su manto a uno realizado en terciopelo azul con apliques y adornos dorados, donado por Dª Lucía López, anterior Presidente de la Archicofradía y cuya confección fue realizada por el anterior equipo de la Camarera de la Virgen.

Durante la Cuaresma y Pasión de Nuetro Señor, la Virgen luce el manto de terciopelo granate con bordados dorados, donado por Dª Lucía López, y Dª Consuelo Cózar (anterior Junta de Gobierno de la Archicofradía). Su confección fue realizada por el anterior equipo de la Camarera de la Virgen.

En la Pascua de Resurrección y hasta el mes de mayo, la Virgen luce el manto de raso color crema y apliques dorados. Este manto fue donado por Dª Lucía López, y Dª Consuelo Cózar (anterior Junta de Gobierno de la Archicofradía). Su confección fue realizada por el anterior equipo de la Camarera de la Virgen.